El interesante caso de la Corporación Favorita. Un gigante del Ecuador


Cuando visite Mercadona en septiembre pasado a solo unos días de haber llegado de Ecuador, la primera sensación que tuve fue mucha nostalgia por mi padre, ya que juntos todos los sábados visitábamos un supermercado llamado Megamaxi en Quito para las compras semanales, y fue inevitable comparar el éxito de Mercadona con esta red de supermercados en mi país, por ello quisiera contarles la historia de la Corporación La Favorita, que se ha convertido igualmente en un caso de estudio y de éxito empresarial.

Como se observa en el anterior video, y en resumen la organización tiene su origen en 1949, cuando una fábrica le otorgó la distribución de sus productos a Guillermo Wright, quien años más tarde fue el fundador de Corporación la Favorita, ofertando en sus inicios y en su pequeño local, llamado “La Favorita” en el centro de Quito, jabones, velas y productos de importación. Sesenta años después es una de las empresas más rentables del Ecuador. Actualmente, Corporación la Favorita, está estructurada en cuatro áreas: Comercial, Industrial, Inmobiliaria y Responsabilidad Social. En el área comercial cuenta con 18 marcas, que van desde la venta de productos alimenticios en los supermercados Supermaxi y Megamaxi, que son sus marcas principales,  hasta otros locales que ofrecen juguetes, ropa, electrónica y artículos para bebés. En el área industrial cuenta con 4 fábricas: Enermax, provee energía limpia a la Corporación La Favorita y sus filiales; Maxipan elabora productos de panadería y pastelería; Agropesa y Pofasa son sus plantas industriales de faenamiento de ganado, aves y producción de alimentos balanceados; y finalmente Tatoo una empresa de fabricación de textiles, todos estos productos se comercializan en los hipermercados de la red. En inmobiliaria, son inversores de 12 importantes centros comerciales a lo largo del país, y en cuanto a responsabilidad social empresarial cuentan con algunas fundaciones y proyectos en apoyo a sus stakeholders y a la comunidad.

A pesar de todo el éxito que ha cosechado esta organización, en el 2001, tuvo un gran traspié ya que un incendio redujo a cenizas 45 mil metros cuadrados de sus almacenes. Sin embargo, y observando sus éxitos presentes fue una oportunidad de mejora ya que en septiembre de 2002 inaugura su centro de distribución ubicado en el Valle de Quito, con el que empieza una nueva etapa aún más fructífera que la de sus inicios. La historia de la empresa se encuentra más detallada en su página web oficial.

Con estos antecedentes siempre me he preguntado ¿cómo se puede lograr manejar una red de almacenes tan extensa? Y luego de haber investigado para la realización del blog, considero que es gracias a que posee uno de los centros de almacenamiento más admirados de Ecuador y de toda América Latina según lo ratifica la revista Ekos en dos de sus artículos, mismo que cuenta con tecnología de vanguardia que le permite tener un control diario sobre las existencias, preparar pedidos y organizar el trabajo de sus colaboradores. El centro de distribución puede ser considerado una mini ciudad perfectamente sincronizada y organizada. Dentro de su know how “no hay excepciones, ni justificaciones, por eso no existe congestión ni entradas, tampoco salidas repentinas de los camiones”. El almacén opera bajo un proceso compuesto de 3 pasos: 1. Ingreso de los proveedores, 2. Control y etiquetado, 3. Despacho, todo ello coordinado en base a horarios y fechas del calendario, donde cada uno de los más de 10000 proveedores tiene asignado un día y una hora exacta para descargar sus productos, y desde allí se distribuyen miles de alimentos y artículos hacia los locales de Supermaxi, Megamaxi, AKI y Gran AKI, Super AKÍ y las tiendas de juguetería que mantiene en el país.

Para finalizar quise compartir este caso, ya que me parece muy interesante su visión de hacer negocios, empezando como un negocio muy pequeño y del cual he visto su crecimiento a través de historias de mis abuelos y padres en su principio, y ahora continua creciendo, convirtiéndose en un gigante de las empresas ecuatorianas, enfocándose en sus inicios a sectores de un poder adquisitivo de alto y medio nivel, pero luego evolucionando y abarcando otros sectores con menos posibilidades económicas, incorporando la marca blanca y diferencias en presentación y almacenes, pero intentando mantener el adecuado servicio al cliente y calidad en sus productos, especialmente alimenticios, que es el sello de su marca. Además de contar con un centro de distribución que le permite ser el gigante que es, una visión de hacer negocios y superación que vale la pena compartir.

Saludos

Cristina Viteri

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s