Verduras Feas


Anoche, mi chico estaba diseñando los menús semanales de su restaurante …y me hablaba de los cambios y tendencias que presentan el mercado y en este caso, me hablaba de los alimentos.

Hoy en día tenemos comida orgánica, sin gluten, kilómetro cero o de proximidad… son muchas las tendencias que están invadiendo nuestros supermercados y restaurantes. Cada vez hay una mayor concienciación en la población respecto al origen y tratamiento de los alimentos que ingerimos; al fin y al cabo, somos lo que comemos.

Ahora me comenta que aparece una nueva tendencia y es de la comida fea (ugly food). Queremos productos que tengan muy buena apariencia, con el color y calibre apropiados, aunque con ello perdamos gran parte del sabor, básicamente, todo sabe a nada…

 Imagino que el objetivo de esta nueva tendencia es sacar al mercado esa fruta y verdura, que casi siempre acaba en la basura, e intentar revertir el descarte de estos alimentos tanto por los consumidores, como por la cadena alimentaria, desde el agricultor hasta la distribución.

Hace un par de semanas en Londres encontramos una cadena de supermercados que promocionaba esta campaña y ha tenido un éxito sin precedentes. Vendía este tipo de alimentos con un descuento del 30%, acompañado de una fantástica campaña publicitaria y de product placement en las tiendas; con esta acción ha logra vender toda la mercancía e incrementar la venta de los supermercados en un 24%. Al realizar estas practicas tiene un impacto en las políticas de responsabilidad social empresarial y en la percepción positiva de los consumidores.

A priori, es una jugada que satisface a productores, comerciantes y consumidores. Aún así, no todo el mundo está de acuerdo con estas políticas, ya que piensan que a la larga, este tipo de campañas puede perjudicar a los agricultores, ya que el dominio de la distribución se acentúa y esto puede acabar en otra caída de precios en origen.

En España, la información que se maneja es preocupante si nos basamos en los datos de la cantidad de comida que va a la basura y no se consumen.

Si tuvieras oportunidad de comprar alimentos “no habituales” con un descuento importante, ¿lo echarías en la cesta de la compra? Yo lo tengo claro, es el camino para evitar que la alimentación mundial sea insostenible en un futuro muy corto. ¡Qué viva la verdura fea!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s