Nuestro almacén doméstico, “el frigorífico”.


Desde que apareció este aparato en los hogares de medio mundo, se ha convertido en un “mini-almacén doméstico” donde almacenar nuestros alimentos de consumo pripopio. Cuando realizamos la compra, en muchas ocasiones, es de una manera compulsiva, almacenando alimentos que verdaderamente no necesitamos, de modo que luego van a parar al frigorífico, donde caen en el olvido y  sin ser conscientes de cuándo caduca cada producto.

Se calcula que debido a la mala gestión de este “mini-almacén”, (según una noticia en Eroski Consumer, el diario del consumidor) “en la Unión Europea se desperdician al año unos 180 kilos de comida por habitante. Y un 42% de este desecho, proviene de los hogares.”

Para luchar contra este derroche, algunos programadores han desarrollado numerosas aplicaciones de móvil que permiten gestionar los alimentos almacenados en casa y evitar caducidades.

app-nevera-2

Ahora gracias a la existencia de estas apps para móvil que alertan de la caducidad de los productos, podemos ser más responsables a la hora de consumir los productos comprados y de esta forma ahorrar dinero.

Otra buena solución para evitar este derroche de alimentos y se puede realizar sin problemas, debido a que a día de hoy existen supermercados cerca de nuestras viviendas, es la comentada en clase, de realizar un plan de compra, siguiendo un determinado recorrido dentro de los supermercados y comprando solamente lo justo y necesario para almacenar lo menos posible.

HÉCTOR BORI ROGER

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s