Nuestro almacén doméstico, “el frigorífico”.


Desde que apareció este aparato en los hogares de medio mundo, se ha convertido en un “mini-almacén doméstico” donde almacenar nuestros alimentos de consumo pripopio. Cuando realizamos la compra, en muchas ocasiones, es de una manera compulsiva, almacenando alimentos que verdaderamente no necesitamos, de modo que luego van a parar al frigorífico, donde caen en el olvido y  sin ser conscientes de cuándo caduca cada producto.

Se calcula que debido a la mala gestión de este “mini-almacén”, (según una noticia en Eroski Consumer, el diario del consumidor) “en la Unión Europea se desperdician al año unos 180 kilos de comida por habitante. Y un 42% de este desecho, proviene de los hogares.”

Para luchar contra este derroche, algunos programadores han desarrollado numerosas aplicaciones de móvil que permiten gestionar los alimentos almacenados en casa y evitar caducidades.

app-nevera-2

Ahora gracias a la existencia de estas apps para móvil que alertan de la caducidad de los productos, podemos ser más responsables a la hora de consumir los productos comprados y de esta forma ahorrar dinero.

Otra buena solución para evitar este derroche de alimentos y se puede realizar sin problemas, debido a que a día de hoy existen supermercados cerca de nuestras viviendas, es la comentada en clase, de realizar un plan de compra, siguiendo un determinado recorrido dentro de los supermercados y comprando solamente lo justo y necesario para almacenar lo menos posible.

HÉCTOR BORI ROGER

Anuncios

Maquinaria adaptada para electrodomésticos


Los almacenes de electrodomésticos son como cualquier otro, pero tiene particularidades muy específicas y poco comunes.

Por ejemplo, las piezas de línea blanca (lavadoras, secadoras, frigoríficos,.. etc) se almacenan de forma apilable por comodidad, rapidez y ahorro de espacio.

Para ello, la máquinas se adaptan con unas pinzas que están concebida para manipular eficientemente y con total seguridad electrodomésticos.

Las ventajas que podemos encontrar al hacer uso de estas tecnologías son:

  • Elimina el uso de palets y todos los costos inherentes a su empleo.
  • Evita daños en embalajes y a las mercaderías.
  • Para evitar deterioros al tomar distintos electrodomésticos, incorpora una válvula preselectora de presión ajustable evitando el exceso de presión.
  • Existen varios modelos y distintas medidas de aperturas de las pinzas dependiendo de la operación que deseemos realizar con dicha máquina (descargas, picking,..)

HÉCTOR BORI ROGER

Airlander 10


Hace unas semanas apareció en la televisión una noticia  donde  la empresa británica Hybrid Air Vehicles anunciaba la puesta en marcha de la aeronave más grande del mundo, el Airlander 10, una imponente máquina de 92 metros de longitud siendo una mezcla de dirigible, aeroplano y helicóptero, todo en uno, con capacidad para transportar 10 toneladas de carga. Sus cuatro motores le permiten impulsar la aeronave a una velocidad de 148km/h a una altura máxima de 6.100 metros.

La noticia hizo más hincapié en la posibilidad de transportar pasajeros (claro está, personas adineradas) donde en un futuro podrán viajar de forma tranquila y silenciosa, podrán disfrutar de cruceros aéreos.

Pero la parte que me llamó la atención en referencia a la logística, es que el Airlander 10 destaca por ser capaz de volar dos semanas seguidas sin tripulación gracias a su estructura ligera a base de fibra de carbono y kevlar en su interior. Por el contrario, en caso de llevar tripulación a bordo el tiempo se reduce a cinco días.

Otro de los aspectos que llaman la atención es la posibilidad que ofrece de aterrizar y despegar en cualquier terreno, incluso hasta en el agua, mediante su sistema de aterrizaje sobre tubos neumáticos. Las características del Airlander 10 lo hacen interesante para diferentes tipos de usos, ya sean civiles, militares o recreativos.

Sus creadores aseguran que es ideal para transportar mercancías, maquinaria, herramientas y alimentos en operaciones de rescate y de ayuda humanitaria de forma rápida a lugares con difícil acceso.

HÉCTOR BORI ROGER

Eficiencia VS Seguridad


En la actualidad, muchos fabricantes de electrodomésticos diseñan sus aparatos y los embalajes de estos,  no solo pensando en criterios estéticos y de protección frente a golpes.

Yo personalmente, he podido comprobar una evolución constante, pero que en los últimos años ha llegado a extremos inimaginables buscando la eficiencia en el transporte.

Ayer, por ejemplo, fotografié estas instantáneas , donde podemos observar un contenedor con 138 frigoríficos, donde todo está más que calculado para optimizar al máximo el espacio. No es una casualidad que todo encaje a la perfección.

Pero yo constantemente pienso: “Esta gente son unos fenómenos ahorrando en el transporte pero… ¿han pensado en las personas que cargan y descargan?. ¿Han pensado en el tiempo y coste añadido a la hora de la carga y descargar por el hecho de ir todo tan ajustado?. Es más… ¿Han pensado que muchas descargas rozan el límite de la seguridad física del mozo de almacén?

Cada día me pongo en la piel de los muchachos que descargan, es más si es necesario me uno a ellos, y se viven situaciones dentro de los contenedores (que es un lugar relativamente pequeño) con escaleras, con ayuda de palets, incluso a saltos… para sacar frigoríficos “doblemente-remontados” que muchas veces tienen un volumen y peso más que considerable.

Sinceramente, pienso que estas situaciones no son necesarias, cuando el valor económico de la mercancía transportada es “muy muy muy muy superior, excesivamente superior” al valor del transporte.

Yo personalmente valoro más la seguridad de las personas que trabajan a mi alrededor, la rapidez en la carga y las descargas, haciendo más uso de las máquinas que de los medios humanos.

HÉCTOR BORI ROGER