Cómo una mala práctica te salva del apuro


En la gestión de almacenes se estudia y analiza la distribución del espacio del almacén, de esta manera dimensionar los medios de almacenamiento y manutención y planificar su ubicación dentro. 

Un método generalizado para señalar la ubicación fija de estos medios es mediante la pintura o cinta adhesiva en el suelo. De esta manera todo parece quedar más ordenado. Este método también se utiliza para señalar las zonas de tránsito, movimientos, etc. Pero esto no viene al caso.

Lo que en el post se muestra es lo poco que importa la planificación y la distribución fija de los espacios dentro de un almacén, si a algún pez gordo de la empresa le viene el apuro de una visita de un proveedor y lo ve todo fuera de su posición. Decisión rápida y estratégica si no tienes tiempo para su correcta reubicación: 

 

Quitar la cinta o pintura vieja y poner otra nueva delineación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s